L-J: 10:30 - 13:00 h y 17:00 - 19:00 h · V: 10:30 - 12:30 h
DÍA DEL ALZHEIMER

21 de septiembre de 2020

“La mirada del Alzheimer”

“No entiendo nada, hoy no he salido al jardín, tampoco he comido con mis compañeros en la mesa, ni hemos realizado actividades grupales, no lo entiendo… no entiendo por qué llevan guantes y mascarillas ¿será por algo que he hecho?... no lo entiendo, no me explican …”

Una persona con enfermedad de Alzheimer presenta desorientación temporal, espacial y pérdida de memoria, entre otros síntomas. Es aún más duro si se le añade una situación excepcional como la del COVID-19 que ha provocado que se sustituyan aquellos gestos que los hacen estar conectados con los demás (abrazos, caricias, sonrisas…) por el confinamiento, el aislamiento, la pérdida de sensaciones. Esta ha supuesto un mayor choque en aquellos mayores que padecen síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Una situación que para las personas mayores ha supuesto sacarles de su rutina, de un lugar conocido y seguro, para que se mantengan aislados, sin relaciones interpersonales.

Esta situación supone incertidumbre, pudiendo agravar su sintomatología: ansiedad, delirios alucinaciones. Las caricias y abrazos se han transformado en llamadas y videollamadas difíciles de comprender, sin ser capaces de captar cómo sus familiares estaban dentro de esos dispositivos. Unas barreras que creaban mayor incertidumbre.

No entender lo que pasa a su alrededor, un problema invisible, un virus incomprensible hace que se agrave su sensación de indefensión, su desorientación.

Se ha hecho patente, la necesidad de la labor del profesional de la Psicología, dando pautas a familiares y trabajadores, sobre las demandas ante la confusión de cómo actuar ante las respuestas, los comportamientos o pensamientos de las personas con Alzheimer, incluso atender a situaciones que podían llevar a comportamientos agresivos y que conocemos como síntomas psicológicos (SPCD).

No podemos olvidar a los que olvidan, en nuestro, hemos de empatizar, pensar cómo viven esta situación las personas que presentan Alzheimer. Hacernos partícipes de lo duro que es mirar con sus ojos. Tenemos que humanizarnos, explicarles lo que está ocurriendo, adaptando la información para que sea comprensible.

Siguiendo las recomendaciones de la OMS, el Consejo General de la Psicología remarca la necesidad cuidar nuestra salud mental, dotando de pautas claras y de orientaciones a los cuidadores para que puedan gestionar las situaciones de ansiedad o depresión derivadas del cuidado y que afectan a su salud mental. Sigamos las recomendaciones de la OMS (2020): para afrontar la situación ante la COVID-19 es necesario promover una cooperación mundial.

Desde el Grupo de Trabajo de Psicología del Envejecimiento del Consejo General de la Psicología consideramos imprescindible que se cuente con la labor profesional del psicólogo para paliar los efectos que la COVID-19 está ocasionado en las personas con Alzheimer y dotar a familiares y cuidadores de herramientas para actuar ante situaciones de incertidumbre o ansiedad en el cuidado de una persona con Alzheimer. Por ello instamos a las diferentes administraciones a que incluyan la figura del profesional de la Psicología en todos los ámbitos en los que se atiende a personas que padecen Alzheimer.

Contacto